Después del apartheid en Sudáfrica, para cuándo una auténtica reforma agraria?

Situación actual de la reforma agraria en Sudáfrica

Rafa DE ARAOZ
08 / 2004

Después de la caída del apartheid en Sudáfrica, el gobierno inició un proceso de “reforma agraria” supuestamente progresista para acabar con el monopolio de tierras productivas que hasta entonces estaban en manos de los blancos. El gobierno fue aconsejado por el Banco Mundial para llevar a cabo dicha reforma y los resultados fueron malos:

A finales de 2001 menos del 2% de las tierras habían cambiado de manos blancas a manos negras.

De 68 878 reclamaciones de tierras recibidas, solo 12 678 (un 18%) habían sido resueltas, beneficiando a unas 40 000 familias predominantemente urbanas.

Más del 40% de estas familias recibieron una compensación monetaria en lugar de una restitución de la tierra.

A la vista de este rotundo fracaso, el nuevo programa lanzado por el Banco Mundial en 2001, requiere una aportación mínima de 500 US$, con el claro objetivo de seleccionar a productores “eficientes”, lo que significa que los beneficiarios son los propietarios negros de la clase media, no los pobres. Éstos no disponen de renta para llegar a la aportación mínima y por tanto no cumplen los requisitos para acceder a la tierra. De hecho la pretensión del gobierno Sudafricano a través de este proceso de supuesta “reforma agraria” es integrar a una clase alta y media negra en la agricultura industrial (agri-business).

Hechos como estos son desconocidos para la mayor parte de la sociedad civil sudafricana y son un reflejo del exiguo efecto que el fin del apartheid político ha tenido sobre la propiedad de la tierra en el mundo rural sudafricano.

En este contexto, Land Research Action Network (LRAN) es una red de investigadores cuyo objetivo es dotar a los movimientos sociales de argumentos para contrarrestar al “pensamiento único”. Se trata de hacer investigación para la acción: ya sea acción directa, apoyo a organizaciones civiles o construcción de alternativas de crecimiento independientes del neoliberalismo.

Por ejemplo en las recientes elecciones sudafricanas celebradas en 2004, un movimiento social llamado Landless People Movement (LPM, Movimiento de Gente sin Tierra) inició una campaña llamada “Sin tierra no hay voto” para presionar a la clase política en las reivindicaciones de reparto de tierra de las clases pobres. Dicho movimiento fue brutalmente reprimido por las autoridades sudafricanas, siendo denunciadas torturas a tres mujeres activistas y el procesamiento de 52 de los activistas por “actividades anticonstitucionales”. LRAN apoyó al LPM dando formación en investigación a los activistas de dicha organización para que puedan acceder a la información, construir su discurso y criticar la reforma agraria del gobierno con datos reales.

En otro caso, LRAN está elaborando una base de datos nacional donde se recojan todos los casos de reclamación de tierras por parte de campesinos negros cuyos casos han sido desestimados a causa de la declaración por parte de los propietarios blancos de “reserva nacional de fauna” de las tierras que debían devolver a dichos campesinos. Una sola queja nunca es atendida, pero todas las quejas juntas sí lo serán.

La propuesta de LRAN respecto a la reforma agraria es apoyar y potenciar a las asociaciones civiles que trabajan para conseguir una reforma agraria fuera de las reglas del neoliberalismo a través de la investigación y la formación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s