El rol de los sindicatos agrícolas es ayudar a los trabajadores del campo a construir su propio desarrollo

Elsa WERT CASTRO
08 / 2004

Egipto es un país agrícola, en el que el 42% de la mano de obra está vinculada a la agricultura o a la ganadería. Aunque desde el gobierno egipcio se ha intentado llevar a cabo diversas reformas agrarias con el fin de reorganizar el reparto de la tierra, siguen existiendo grandes diferencias económicas entre los propietarios agrícolas de clase media y los fellah o campesinos.

Dentro de este contexto, en 1964 se funda la GTUWA, General Trade Union of Workers in Agricultura and Irrigation (Sindicato General de Trabajadores de la Agricultura y la Irrigación), con la finalidad de proteger los derechos de cada miembro de esta asociación, y de recopilar auténticos esfuerzos para conseguir un desarrollo sostenible.

Este sindicato fomenta mayoritariamente el desarrollo de las áreas rurales, apoyando a campesinos y ganaderos a través de programas de educación y capacitación. También, parte de su trabajo consiste en proteger los derechos de cada uno de sus miembros y controlar todos aquellos acuerdos legislativos y leyes promulgadas por parte del gobierno que conciernan a los agricultores, pescadores y a los trabajadores. Lo que el sindicato busca, en definitiva, es elevar el nivel de vida de sus trabajadores, así como el de sus familias, y esto, según su presidente Mohamed Abd El Halem Ahmed, se conseguirá a través de la educación y la capacitación, dotándoles del capital humano necesario para que ellos mismos realicen sus propios proyectos de desarrollo.

De este modo, el trabajo del sindicato consiste fundamentalmente en proporcionar apoyo social y acceso a los servicios sociales básicos para todos sus miembros, así como servir de intermediario entre éstos y el gobierno egipcio.

A nivel internacional, el sindicato trabaja con organizaciones agrícolas de otros países, tanto de Europa como de África y Asia, así como con otros organismos internacionales como la International Union Food, Agriculture, Hotels, Catering, Tobacco and Allied Workers y el Internacional Fund for Agricultural Development (IFAD). Esta cooperación consiste básicamente en un intercambio de experiencias en el ámbito del sector agrario.

Mohamed Abd El Halem Ahmed, viendo la realidad que se vive en su país y por la que se ven fundamentalmente afectados los miembros del sindicato que preside, apuesta por promover una nueva reforma agraria, que permita un mejor acceso a la tierra y a los recursos naturales. Según él, para conseguir ese objetivo, se debería partir de la democracia, el respeto a los derechos humanos y el uso adecuado de los recursos naturales. La principal apuesta del presidente de la GTUWA para conseguir los objetivos propuestos es centrarse fundamentalmente en cubrir las necesidades sociales básicas de los niños, ya que en ellos ve el futuro de su sociedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s